Tirarse en paracaídas (Salto Tandém)

Esta es una de las experiencias más increíbles que he realizado en mi vida, creo que todo el mundo que quiera subir la adrenalina al extremo debería probar alguna vez en la vida.

Yo lo realice en Lillo (Skydive Lillo) hace unos 4 años, animado por un gran compañero, amigo y monitor de paracaidismo, dos amigos más y yo nos embarcamos en esta aventura.

Los nervios no son tales hasta que empiezas a realizar la práctica teórica en tierra, te enseñan como hacer la “banana” para no molestar al que dirige tu salto que tienes pegado detrás, es decir, en realidad tu eres el paquete, el que dirige el salto es tu monitor. La seguridad es muy alta, vas atado con arnés al monitor y no tendrías que tener muchos problemas en este sentido.

Lo primero que te viene a la cabeza cuando subes a la avioneta es: ¿Y si falla algo? es inevitable pensarlo ya que existen riesgos (como todo en la vida). La avioneta parece frágil pero la ves despegar, sube, sube, sube….los nervios suben tan rápido que cuando te das cuenta estás mirando nervioso al resto y tienes las nubes a los lados.

Son sólo 15 minutos de subida pero disfrutas viendo paisajes y haciendo bromas con los compañeros, cuando abren la puerta de la avioneta y paran su motor para el primer lanzamiento, eso si que no es ninguna broma, de repente paralizas y se hace muy largo ese momento.

Te dejas guiar por el monitor, pero el miedo se apodera de ti. Estamos a unos 4.000 metros de altura y los edificios parecen hormigas (que las personas ni se ven).

Superas el miedo momentáneamente y allá vamos…. 60 segundos en caida libre, eres libre para volar!!! sientes el aire a una velocidad desconocida, increíblemente puedes ver y hacer gestos, alucinante, algo que nunca habías vivido.

Cuando se acaba la caída libre te tocan en el hombro para que te agarres, viene el gran tirón porque han abierto el paracaídas.

A partir de ahí tienes uno 3-4 minutos para ir hablando con el monitor sentado en el aire, mientras el dirige el paracaidas, a veces con los mandos dobles, te dejan pilotarlo y los giros son realmente grandes y sorprendentes. Al llegar a tierra te piden que subas las piernas tanto como puedas para que el monitor pueda aterrizar. Y voilá!!!! ya estas en tierra, el miedo ha pasado, pero aún así yo bese la tierra, creo que nunca había estado tan contento de pisar estable.

Pagamos unos 250€ por persona con un video DVD realizado para la posteridad, el cual os aconsejo comprar para poder deleitar a tus amigos con tal hazaña.

Este post se lo dedico a nuestro “teacher” José Arcones que nos hizo descubrir las bondades del aire y que nos dejó en 2009. D.E.P. amigo y cuidanos desde el cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s